Mallorca en bici, mucho más que una ruta idílica de norte a sur

Año nuevo experiencia nueva. Sí, lo sé… el año nuevo quedó atrás pero yo (en mi afán por viajar todo lo que puedo y más) me repito este mantra una y otra vez para no caer en ese hastío del viajero que lleva a tantos a repetir destino por eso de evitarse sustos.

Aunque yo soy de las que ha repetido destino en muchas ocasiones (basta un rápido vistazo a mi blog para apreciar mi predilección por Canarias y Andalucía), lo cierto es que siempre busco el modo de convertir ese viaje en algo totalmente nuevo y diferente. ¿Un ejemplo? Mis próximas vacaciones de Semana Santa a Mallorca. Sí, a la isla de la calma… Es que ya he visitado en varias ocasiones pero que en esta Pascua pienso visitar de un forma auténtica y divertida: ¡sobre dos ruedas! Apasionante, ¿no crees?

 

 

El punto de partida

Mi punto de partida en esta nueva aventura por tierras mallorquinas será el hotel IBEROSTAR Pinos Park, en Cala Ratjada y el hotel de mi primera noche está justo en esta localización. No es que no me vea capaz de montar en bici nada más aterrizar, es que llego muy tarde y sí… sin bici, así que mejor descansar en un buen hotel para luego alquilar mi vehículo y disfrutar de la experiencia como toca.

Para este primer día no sólo me han recomendado usar como guía las muchas cicloturistas que abundan en la zona sino también apostar por visitar y/o comer en alguna de las calas más bonitas de esta zona noreste de Mallorca.

El corazón de Mallorca

Tras disfrutar (o eso espero) de un primer día de ruta en bici por la Mallorca más auténtica, mi punto de llegada y partida será el IBEROSTAR Playa de Muro Village, un hotel ubicado en la idílica Playa de Muro que (según tengo entendido) es el punto de encuentro de cientos de ciclistas a lo largo del año.

Con las baterías cargadas y con la bici de nuevo a punto, comenzaré mi segundo día en Mallorca y en bici adentrándome en el corazón de la isla y prestando especial atención a zonas como las que lindan con el Parc de S´Albufera.

Sí, lo sé… la cosa se complicará cuando me acerque a pueblos como Sineu o Petra (por sus carreteras estrechas y poco iluminadas) así que será fundamental tener la ruta bien preparada para afrontarla a primerísima hora de la mañana. ¿Hora prevista de llegada a Palma? las 19.00 de la tarde. Habrá ver si cumplo horarios.

Rumbo a Palma

A dónde llegué será el lugar desde el que parta, Palma… la siempre bonita Palma que en esta ocasión visitaré tomando como lugar de descanso el hotel IBEROSTAR Playa de Palma. Un hotel con unas vistas únicas y una ubicación excepcional a menos de 10 minutos del aeropuerto de Son Sant Joan.

Dado que mis piernas ya habrán dado lo mejor de sí y que mi cabeza no podrá con más itinerarios solitarios por el corazón de la mayor de Baleares, he reservado este último día para regalarme paseos relajantes en bici por la costa palmesana. ¿Mi ruta? La que comienza en el Arenal para luego adentrarse en Cala Estancia, El Molinar y -por último- el Portitxol; uno de mis lugares favoritos en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s